Jueves, 23 Noviembre 2017 13:09

EL FLUVIAL REABRE SUS PISCINAS DESPUÉS DE UN TRATAMIENTO DE CHOQUE SIN PRECEDENTES

 

Desde esta mañana la piscina cubierta funciona con normalidad, después del visto bueno de la Consellería de Sanidade

 

Se han comprado dos nuevos robots de aspirado y la directiva ha decidido intensificar los controles para evitar situaciones como la vivida la pasada semana

Los dos vasos de la piscina cubierta del Club Fluvial de Lugo se han abierto esta misma mañana, después de que los técnicos de la Consellería de Sanidade dieran su visto bueno, a raíz de los resultados arrojados por los últimos análisis realizados en la instalación. Durante la semana en que estuvo cerrada la piscina se llevó a cabo un tratamiento de choque sin precedentes, que incluyó varias actuaciones, desde el vaciado de la piscina, a los tratamientos de limpieza y desinfección tanto de los vasos como de la playa, además de los análisis microbiológicos y físico-químicos realizados por los técnicos de la Consellería de Sanidade, que esta misma mañana garantizaban las adecuadas condiciones para el baño.

Desde la Junta Directiva han reiterado sus disculpas a los socios afectados por el cierre de la instalación, así como a los usuarios que se vieron perjudicados por los posibles efectos adversos, producidos por las alteraciones en los niveles del cloro.

"Pese a que tenemos unas instalaciones punteras, hemos aprendido que estas cosas pueden pasar; por eso hemos comprados dos nuevos robots aspiradores para incrementar la limpieza y hemos acordado intensificar al máximo los controles para garantizar la calidad de agua y evitar que se vuelvan a repetir situaciones como la vivida la pasada semana", explica el presidente del Fluvial, Tito Valledor.

La junta directiva del club también agradeció a la Consellería de Sanidade su celeridad en la toma de muestras y su rapidez a la hora de comunicar los resultados. Técnicos de Sanidade Ambiental efectuaron varios análisis microbiológicos y físico-químicos para garantizar unos parámetros normales y adecuados para la utilización de las piscinas.